Noticias


18-03-2015

Scytl firma un crédito de 25 millones y reduce su ritmo de adquisiciones

Expansión

Pese a cerrar una ampliación de capital de 77,6 millones de euros el pasado verano, Scytl busca nuevos recursos para impulsar su desarrollo. La empresa, que desarrolla soluciones de software de voto electrónico, ha firmado una línea de crédito de 25 millones de euros con Banco Sabadell, BBVA, Banco Santander, Bankinter, Catalunya Banc -ahora en la órbita de BBVA-, Banca March y Banco Popular.

La empresa que dirige Pere Vallès ya pactó un crédito con las entidades financieras en 2013 con un objetivo similar: financiar el crecimiento de la compañía y de la plantilla. Scytl emplea a más de 600 personas en todo el mundo y prevé acabar el año con 800 empleados. Los fondos que captó en la última ronda de financiación se destinarán a adquisiciones, dice el consejero delegado.

El accionariado de Scytl está integrado por ocho fondos de capital riesgo: los catalanes Spinnaker y Nauta Capital, el británico Balderton Capital, el alemán SAP Ventures -ligado a la multinacional SAP-, los estadounidenses Industry Ventures, Vulcan Capital -propiedad de Paul Allen, cofundador de Microsoft-, Vy Capital y Adams Street Partners.

Los planes bursátiles La compañía, creada por el fallecido Andreu Riera en 2001 como una spin-off de la Universitat Autònoma de Barcelona, ingresó 38,6 millones de euros en 2013, con un beneficio de 13,85 millones. La empresa, que ya no revela sus cifras, creció un 50% en 2014, dice Vallès.

La tecnológica ha retrasado un año su salida al Nasdaq, prevista para 2016, porque “el proceso es lento”, según Vallès. La compañía prevé saltar a este mercado a través de una oferta pública de venta (OPV) y está hablando con Jefferies, JP Morgan, Goldman Sachs, Bank of America y Deutsche Bank, como posibles bancos colocadores.

“El objetivo es que la valoración de la empresa sea entonces de mil millones de dólares”, dice Vallés. Scytl ha fichado a la ejecutiva Yvonne Sandner para el equipo que prepara la salida al Nasdaq, y que está liderado por el director de finanzas, Dan Graham.

Venderse a una multinacional del sector del software es otra opción que contempla Scytl. El directivo asegura que en 2014 recibieron una oferta de compra [de Microsoft o SAP], pero convenció “a los socios de no vender todavía porque no era el momento”. “Ha costado mucho llegar donde estamos, la venta puede esperar”, comenta.

En los últimos tres años, Scytl ha adquirido siete firmas y estudia otra compra. La empresa ha reducido su ritmo de adquisiciones y calcula que comprará un máximo de dos empresas al año con un presupuesto de entre un millón y 20 millones. El ejecutivo reconoce que han tenido problemas para integrar algunas de las adquisiciones. “Ahora solo compraremos para entrar en nuevos mercados o captar nuevos clientes”, dice Vallès, que considera que Scytl es “el mejor del mercado porque tenemos todas las soluciones de software en voto electrónico”.